Los seres humanos siempre han sido criaturas sociales. Nos gusta sentir que estamos conectados, que somos parte de una comunidad, y que tenemos cerca a nuestra familia y amigos. Por eso, las plataformas sociales se han convertido en un elemento fundamental de nuestras vidas. Compartir imágenes o vídeos y comunicarse al instante ha pasado a formar parte de nuestro día a día. Aproximadamente el 56 % de la población mundial utiliza las redes sociales en la actualidad. Pasan más de dos horas y 27 minutos al día en sus plataformas sociales favoritas. Son unos datos increíbles teniendo en cuenta que MySpace, la primera red social popular, se lanzó hace menos de 20 años.
 
Pero, ¿cómo han cambiado las plataformas sociales nuestra forma de comunicarnos? Es posible que creas que no lo han hecho, pero hay muchas señales que demuestran que nuestra manera de comunicarnos y el lenguaje que utilizamos en nuestra vida personal y profesional han evolucionado.
 
Piensa en los correos electrónicos del trabajo. Son mucho más cortos, menos formales y directos que hace solo cinco años. Probablemente utilices los signos «¡» o «¿» con mucha menor frecuencia.  En lugar de decir «¡Es buena idea!» o «Nos vemos esta tarde», seguramente digas «Genial!» o «Hasta luego». A menudo, la brevedad con la que nos comunicamos en las redes sociales se ve reflejada en la manera en la que nos comunicamos en el trabajo.
 
El hecho de estar expuestos a diferentes culturas y la propia naturaleza global de las redes sociales también hacen que adoptemos palabras y frases de otros idiomas y culturas. «Email» y «selfi», por ejemplo, son palabras que provienen del inglés y que todos hemos adoptado. Ahora, también, es bastante habitual escuchar a la gente joven decir «mood». Los usuarios de redes sociales utilizan este anglicismo cada vez más para expresar su estado de ánimo. Sin olvidarnos de «random». Hace veinte años nadie utilizaría esa palabra. Sin embargo, hoy en día es cada vez más común.
 
Pero, ¿qué pasa con los distintos idiomas? ¿También han evolucionado el alemán, el francés, el ruso y el cantonés debido a las redes sociales? ¿De qué manera? Quisimos averiguarlo. Hace poco realizamos una encuesta entre nuestros 1600 lingüistas de todo el mundo con el objetivo de comprender cómo las redes sociales y la cultura pop han cambiado su idioma materno. Uno de los traductores explica que «cuz», la versión abreviada de la palabra inglesa «because», se ha abierto camino en el idioma cantonés. Ahora se suele utilizar junto con símbolos cantoneses tradicionales. Otro de los traductores afirma que, hoy en día, es habitual que los italianos usen «LOL».
 
Estos ejemplos demuestran que los distintos idiomas no toman prestados términos del inglés, sino que también adoptan las versiones abreviadas que se utilizan en redes sociales. En las próximas semanas y meses compartiremos las reflexiones de nuestros traductores. Desde su palabra favorita hasta por qué les encantan los idiomas, pasando por las palabras que creen que no existirán dentro de 25 años. Sigue el hashtag #WeLoveLanguage y participa en los debates. Y no olvides visitar nuestra página de recursos, donde compartiremos las reflexiones y los vídeos de nuestros traductores.